Una temporada muy extraña

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

PRENSA ALGODONEROS (Nota: Rubén Benítez. Fotos: Cortesía: Producción: Alejandra Félix)

GUASAVE.- No cabe duda que cada temporada en el deporte profesional es diferente, y en especial en el beisbol, en el que el día a día siempre hay sorpresas, y en esta ocasión hablaremos de la campaña 1993-1994 de la Liga Mexicana del Pacífico, y lo que ocurrió con Algodoneros de Guasave.

En el certamen en mención, para quienes gustan de la historia, hubo muchos hechos relevantes que siguen vigentes y otros más que se quedaron en el recuerdo y que hoy en día, salen a la luz cuando hay una buena charla de beisbol entre amigos.

LA HISTORIA

La temporada 93-94 fue la que marcó el arranque del sistema de competencia que consiste en jugar a dos vueltas, con la repartición de puntos de acuerdo a la colocación de los equipos en el standing, tal y como es hoy en día.

A diferencia de hoy, los presidentes de los equipos, en conjunto con el jerarca de la Liga Mexicana del Pacífico en aquel entonces, Arturo León Lerma, acordaron dar una puntuación descendente de puntos del 8 al 1, y no como lo es hoy, del 10 al 3.5, porque ya hay 10 conjuntos.

Ya con ese nuevo sistema adoptado, la voz de playball se cantó en cuatro plazas la noche del 12 de octubre de 1993, y tras una serie interesante de acontecimientos, finalizó el 26 de enero de 1994, con Naranjeros de Hermosillo superando 4-1 en la final a Mayos de Navojoa, que previamente había avanzado a semifinales como comodín.

Andrés Berumen se vio involucrado en el juego sin hit ni carrera.

Por cierto, que esa fue otra novedad, ya que avanzaban a los playoffs seis de los ocho equipos, pasando a semifinales los tres ganadores y el mejor perdedor, en algo, que, en la época, no fue bien visto por detractores y por directivos de otras ligas, pero que, con el paso del tiempo, admitieron que se equivocaron, al adoptar el sistema en sus ligas, mientras que la LMP había llegado para quedarse.

Desde entonces, ese sistema prevaleció, hasta la temporada 2019-2020, en la que al haber la expansión que dejó a la liga con 10 equipos, el llamado “Mejor Perdedor”, se extinguió de manera definitiva.

ALGONEROS EN UN AÑO DIFÍCIL

Para Algodoneros de Guasave, aquella temporada fue en verdad de pesadilla, ya que de 16 puntos posibles, solamente se ganaron dos, debido a que, en ambas vueltas, el equipo quedó en el sótano.

En la primera vuelta, Algodoneros tuvo marca de 12-23, mientras que en la segunda fue de 12-21, dando como resultado un récord global de 24-44.

Por lógica, Algodoneros no calificó a los playoffs, y se fue junto a Tomateros de Culiacán, que su marca de 28-40, solo alcanzó a cosechar cinco puntos.

Pero pese a que la temporada no fue buena, Algodoneros sí dio de qué hablar en el desarrollo de la misma, tal y como a continuación se detalla.

PUNTOS RELEVANTES

Sin duda, que a como resultó la temporada, se percibe que Algodoneros no tuvo momentos buenos, sin embargo, no es así, ya que se vio en envuelto en dos hechos relevantes, que, sin duda, marcaron historia pura en la que hoy es conocida como Liga ARCO Mexicana del Pacífico.

KILOMÉTRICO JUEGO

La noche del martes 26 de octubre de 1993, Algodoneros llegó a Mazatlán para visitar a Venados en su estadio Teodoro Mariscal.

Venados tomó la ventaja con una carrera hecha en la cuarta entrada el abridor Jon Henry, pero luego, lo que aparentaba ser un juego tranquilo, se complicó en la novena entrada.

Por los de casa, en la octava, vino a lanzar Filiberto Martínez, quien le permitió jonrón al izquierdo que empujó la carrera del empate a Édgar “El Garín” Vega, quien envió el juego a extrainnings.

Nadie esperaba lo que venía, ya que el juego se resolvió en 22 entradas y en 7:02 horas, lo que hizo que ese duelo se convirtiera en récord de la liga en ese momento, tanto en innings jugados, como en duración.

Juan Berenguer lanzó en el kilométrico juego.

Ya por la madrugada del 27 de octubre, en el cierre de la entrada 22, Juan José Pacho dio sencillo, y luego fue enviado a home con triple del primer bate Daniel Fernández, para así dar por terminado este maratónico juego.

La victoria fue el entonces novato Aarón Acosta y el fracaso para el experimentado Luis Enrique Huerta.

Por Algodoneros lanzaron en ese encuentro el abridor Jon Henry, a quien le siguieron Andrés Berumen, Braulio Neri, el panameño Juan Berenguer, Ricardo Rincón, Juan Carlos Uribe y Luis Enrique Huerta.

Por Mazatlán comenzó Juan Manuel Palafox, seguido por César Martínez, Filiberto Martínez, Clint Davis, Francisco Córdoba, Edgardo Saldaña y Aarón Acosta.

Posteriormente, esa marca, tanto en tiempo como en entradas jugadas se rompió, pero Algodoneros sentó un precedente en la LMP en aquel momento.

UN DOBLE CERO

El otro hecho relevante para Algodoneros ocurrió el martes 2 de noviembre de 1993, cuando en juego en el Francisco Carranza Limón, Lorenzo Retes y Andrés Berumen se subieron a la lomita para lanzar un juego sin hit ni carrera combinado, que acabó 4-0 en contra de Águilas de Mexicali.

Cabe señalar que el juego se abrevió a ocho entradas, debido a que la lluvia impidió que se cubrieran los nueve innings reglamentarios.

EL RESUMEN

Pese a que no fue una temporada buena en lo que, a récord de ganados y perdidos, sí lo fue en cuanto a hechos relevantes se refiere, ya que se año no hubo otro juego más largo como el que protagonizó Algodoneros.

Y el duelo de doble cero que lanzó el 2 de noviembre, fue el único que se registró en temporada regular.

Porque hubo otro, pero fue en playoffs, justo el 14 de enero de 1994, por conducto de Vicente Palacios, de Águilas de Mexicali, sobre Naranjeros de Hermosillo.

Lógicamente que una vez acababa la temporada, vinieron una serie de cambios para mejorar al equipo en todos los aspectos.

MÁS DATOS INTERESANTES DE LA TEMPORADA 93-94

1.- Pese a no haber sido una temporada brillante para Algodoneros, uno de sus abridores fue colíder en blanqueadas con una. El pítcher en mención fue Jeff Mansur.

2.- En el kilométrico juego Algodoneros vs Venados, los dos hombres que trabajaron como primeros bates, impusieron una marca de más turnos ofensivos en un juego con 11. Los protagonistas fueron Jesús Antonio Barrera (Guasave) y Daniel Fernández (Mazatlán).

Barrera era el primer bate de Algodoneros.

3.-Fue la edición 36 del frígido circuito y se jugó en honor de Leonardo “Lenny” Ovies, quien fue directivo de algunos equipos en la LMP, en especial de Cañeros de Los Mochis.

Más Recientes

Yaquis le corta racha positiva a Algodoneros
PRENSA ALGODONEROS (Nota Rubén Benítez. Fotos: Fausto Rodríguez. Producción: Alejandra...
Algodoneros en lo alto del standing, al ganar la doble cartelera
PRENSA ALGODONEROS (Nota: Rubén Benítez. Fotos: Fausto Rodríguez. Producción: Alejandra...
Algodoneros y Cañeros no pueden jugar
PRENSA ALGODONEROS (Nota: Rubén Benítez. Fotos: Fausto Rodríguez. Producción: Alejandra...